Lo que el día debe a la noche

Titulo original: Ce que le jour doit à la nuit
Autor: Yasmina Khadra
Editorial: Destino
Traducción: Wenceslao-Carlos Lozano

Hay ciertos libros, ciertas novelas, que leemos y nos apasionan, que nos prenden del corazón y nos dejan la garganta anudada y los ojos lacrimosos, no por la tristeza sino por el sentimiento que emanan. Si ocurre tal sensación, entonces será imposible no tocar el lomo de ese libro con el cariño de una caricia.

Esta novela, escrita por Mohammed Moulesseul, cuyo alias es el que figura en la portada (y es que tuvo que crear ese pseudónimo para evitar la autocensura de sus primera obras) parece ser uno de los libros elegidos para figurar en la estantería bajo miradas agradecidas. No deja de sorprender que un autor como Mohammed, que comenzó con la novela política y siguió con la policiaca, haya llegado a conseguir este grado de sentimiento en un texto floreado por la historia, bellamente escrito, muy bellamente desde los ojos de su protagonista.

Lo que el día debe a la noche cuenta una historia personal a la vez que la gestación de la propia historia de Argelia en su independencia. Es maravilloso comprobar cómo una personalidad que calificaríamos de “buena” siendo sencillos, se debate en un ambiente violento con mil y un sinsabores, mil y un terrores con los que la vida común le castiga, pero a Younes, a Jonás también le castiga el momento, la violencia. Este libro no crea un personaje, crea una vida.

Comenzamos en los recuerdos infantiles de Younes, perdidos en la geografía de África, en un inicio desalentador por real y patético. Luego todo cambia, la casucha alejada de la mano de Dios desaparece y se presenta esa Orán camusiana con sus estratos tan diferenciados como se pueden aprecian en las simas de las montañas. La riqueza y la pobreza se entretejen en la vida del protagonista y termina como mejor podía hacer pero bajo el estigma de cierta culpa y cierta tristeza. Younes crece y también lo hace el mundo a su alrededor, luego las cosas van cambiando en una adolescencia en la que se comienza a construir lo que serán esos lugares comunes de nuestra existencia. Younes tiene los propios, amigos y mujeres con los que poco a poco las cosas van cambiando, como es inevitable en todo tipo de relaciones. Younes, musulmán pero viviendo entre la clase dominante, la católica, se ve atrapado en toda la opresión de sus raíces y ve el alzamiento de estas, el descarnarse de la tierra de los que son como él y levantarse contra los acomodados. La guerra estalla y él, como todos, la vive y lo hace al mismo tiempo en que se ve obligado a vivir su vida , igual que cada quien tiene que vivir la suya.

El estilo en el que está escrito es muy simple pero a la vez muy cercano, las explicaciones sobrias pero bien elaboradas nos acercan con intimidad a la historia, a los escenarios en los que se suceden y a los personajes. Es enternecedor, profundo, fascinante. Una novela para leer con calma, sin precipitarse, sentados tranquilamente y disfrutando de la historia.

Cabría criticar muy poco del libro, quizá la inevitable historia de amor, poco desarrollada y algo falta de coherencia; también el final, que se nos podría antojar un poco precipitado, pero que se “soluciona” con un capitulo extra que se desarrolla en el presente y que da punto final a todos los cabos sueltos. A pesar de que nos gustaría saber más, la parte que no se nos cuenta de la historia de Younes es la que se encuentra ausente de más singularidades. Kahdra nos quería mostrar a una persona dentro de ese caos político y bélico que es la independencia de su país y quería hacerlo con un personaje que fuese una persona, que viviese y que, a la vez, tuviera unas circunstancias que le permitiese hacer de observador fiel de las dos partes. Lo consigue, lo consigue de tal manera que este que suscribe no puede evitar tomar el libro de su estantería sin cierto cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s