Mi corazón está en las tierras altas, Calechos de Babia y Luna [Publicaciones]

-ilKXM5HTras publicaciones en bastantes medios y formatos, por fin ha llegado el turno de anunciar un libro, uno pequeño y compartido, una antología de relatos de varios autores que se origina gracias al primer certamen de la asociación Calechos de Babia y Luna.

Los calechos son una reunión social, tradicional de la región conocida como Babia, en la zona montañosa de León. Antes de internet o de la televisión, cuando el invierno llegaba y muchos pueblos quedaban aislados sin tampoco posibilidad de dedicarse a ningún trabajo, los habitantes se reunían en las casas del centro del pueblo en torno al fuego, allí hablaban, contaban historias, compartían noticias, jugaban, etcétera. Dichas reuniones se denominaban calechos si transcurrían antes de la cena y filandones si eran después.

K6I6gj9B

La asociación cultural Calechos de Babia y Luna pretende continuar con esta tradición. Organizan distintos eventos culturales bajo la dirección de Elías Valcarcel y con la colaboración de muchos vecinos y artistas de la zona. El certamen de relatos, convocado por primera vez este año, ha querido dar voz a su trabajo marcando como hilo conductor el mundo rural o, particularmente, el referido a esta zona de León.

El pasado domingo día 8 de julio tuvo lugar en Huergas de Babia la presentación de la antología con los diez autores seleccionados. Algo menos de cien personas acudieron al evento. Cada autor se presentó y definió su texto y estilo antes de leer un fragmento del relato. Luego se procedió a la venta de ejemplares y a las firmas. La acogida fue tan buena que agotó la primera edición. Actualmente la editorial se encuentra imprimiendo la segunda. Quien desee adquirir un ejemplar, puede ponerse en contacto con la asociación.

l1J5AcO1El título del relato firmado por un servidor, ‘Mi corazón está en las tierras altas’, proviene de un poema de Robert Burns, autor del siglo XVIII, que evoca con melancólico romanticismo la paz que encuentra en la naturaleza, concretamente en las zonas montañosas. En cierto sentido, Robert Burns está en Babia.

El texto fue escrito expresamente para este certamen. El protagonista y narrador decide dejarlo todo, abandonar la típica vida de ciudad, con su profesión, sus amigos y su ritmo adaptado a las nuevas tecnologías, y refugiarse en el pueblo de sus abuelos donde recuerda haber sentido “algo”, cierta tranquilidad de espíritu que necesita y no encuentra en su día a día. El texto es una reflexión que echa la vista atrás para observar cómo ha cambiado su vida desde que decidió trasladarse a las montañas un año atrás.

Como referencias del texto, habría que citar la poesía de León Felipe, cuya temática rural y en concreto algunos de sus poemas, resonaban bastante en mi cabeza a la hora de redactar el relato. Más específicamente, el texto cierra ayudándose de una imagen encontrada en un poema de otro autor de la zona y premio nacional de poesía, Juan Carlos Mestre.

g0s3g2i5

Mi objetivo en este cuento, además de expresar lo evidente, es decir, el muchas veces inhumano ritmo de vida contemporáneo, pretendía alejarse del típico testimonio sobre un tiempo pasado y centrarse en la herencia que nos ha legado y en cómo moldea tanto nuestro imaginario colectivo e individual, como nos permite encontrar en sus raíces una perspectiva distinta para afrontar la vida.

He de confesar que me encuentro muy agradecido por todo el trabajo de la asociación, y también satisfecho con el resultado final del libro.

UBRxwLwH

Algunos de los autores y organizadores del certamen

 

Anuncios

Voces y contravoces, La gran belleza [Publicaciones]

davBajo la temática de “La duda”, este sábado se presentó en Madrid el segundo número de la revista ‘La gran belleza’, algo más que una publicación literaria.

Esta nueva publicación surge del esfuerzo de Rubén Hurtado, Carmen Estirado e Ismael Álvarez, las tres cabezas al frente de un proyecto cuyo concepto es más complejo de lo que pueda parecer a simple vista. La gran belleza es una revista con vocación de objeto artístico, primando la calidad tanto del contenido como de la forma, mimando papel, tinta y maquetación. La tirada se reduce a 500 ejemplares, numerados a mano, y con la promesa de no digitalizarlos nunca. En torno a la revista se desarrollan talleres creativos para público infantil y adulto. La presentación de cada número se ha concebido como un evento artístico donde disfrutar de otras manifestaciones que giran siempre sobre la temática propuesta.

36279155_10212183694615184_6021698690505244672_n

En esta ocasión, he tenido el placer de ser uno de los diez seleccionados para este último número, entre más de doscientas propuestas. Mi relato, ‘Voces y contravoces’ tiene como narrador y protagonista a un individuo que asiste a una fiesta donde sus recuerdos y su dolor confunden la percepción de la realidad.

fotolgb1

La presentación tuvo lugar en la sala Ecooo, en el barrio de Lavapiés, y fue un éxito de público. Además de los distintos discursos de los directores, asistimos a una performance de La señorita Blanco, una improvisación musical de Juan José García Carretero, y un cortometraje de Samuel Granados.

Personalmente ha sido todo un placer colaborar con esta revista y asistir a la presentación, no sólo por el concepto o su calidad, sino también desde el puro disfrute de compartir un rato con amigos y lectores.

El número tiene un precio de 10 €, gastos de envío incluidos. Podéis adquirirlo en la página web de la revista haciendo clic en estas mismas líneas.

lagranbellezafirma

Momento de la firma de ejemplares. Landher Iturbe (derecha) y Borja Rivero (izquierda) Fotografía de Landher Iturbe

 

 

2º premio en el V certamen de relatos Wikihammer y La Voz de Horus

Hace unos días se falló el V Certamen de relatos inspirados en los universos de Warhammer fantasy y Warhammer 40.000, ambos propiedad intelectual de Games Workshop. Dicho certamen fue organizado por la comunidad española, representada gracias a ‘La biblioteca del viejo mundo’ (enciclopedia online del primer universo mencionado), ‘Wikihammer 40k (enciclopedia online del segundo universo mencionado) y ‘La voz de Horus’ (Web y programa de radio semanal sobre el hobby).

En esta ocasión 65 relatos concursaron por los cuatro puestos del podio y ‘Los designios de Cawl’, escrito por un servidor, se llevó el segundo premio, declarándose subcampeón de dicho certamen.

Cada juez debía conceder el oro, la plata o el bronce a uno de los textos entre todos los presentados. Estas son las valoraciones de los jueces respecto a ‘Los designios de Cawl’:

  • Hel Vaal, de Wikihammer 40k: Plata: Los Designios de Cawl, de Borja Rivero. Un poco en la línea de lo anterior (sobretodo por lo cuidada y agradable de la lectura ), la muestra de este tema tan poco hondado metiéndonos en la piel de un soldado skitarii me ha parecido fabulosa, acompañado de un ritmo y un juego impecable.
  • Xandre, de La Voz de Horus: Bronce: Los Designios de Cawl, de Borja Rivero. Su ritmo es excelente y te mete absolutamente en la narración.
  • Brottor, de La Voz de Horus y La Taberna de Brottor: Plata: Los Designios de Cawl, de Borja Rivero. Muy buen punto de vista de un miembro del Mechanicus, una visión en primera persona con un buen toque de locura, desde el comienzo hasta el final, que representa que al final todos los “mech” se rinden a la voluntad y personalidad de Cawl, y todo el proceso que le lleva a ese estado. Bien escrito, el relato de los momentos de acción no es gratuito y cuadra con la idea general. No lo pongo como ganador porque el relato anterior me dejó mejor sabor de boca en general.

Me siento satisfecho con el resultado y agradecido con la valoración de los jueces. Este certamen me ha permitido aunar mi pasión por la escritura con uno de mis hobbys. El relato ‘Los designios de Cawl’ nace de un puro deseo por disfrutar concibiendo una historia más entre las miles que conforman el universo de un juego con más de 30 años de historia. Para aquellos que no estén familiarizados con dicho imaginario, el texto puede encuadrarse en el género de la ciencia ficción, se trata de una mezcla entre la space ópera y la distopía retrofuturista.

Podéis descargar el texto gratuitamente en formato PDF aquí o en la imagen que acompaña estas líneas. Disfrutad la lectura.

docdesignios

El libro está terminado

IMG_20170912_181215

Parte del material utilizado, manuscrito(s), notas, y correcciones varias.

No tengo una fecha exacta, debí haberlo escrito en algún lugar, pero no lo hice. Empecé la novela a mediados de 2014 y hoy he terminado de escribir y corregir. En realidad, no es mi primera novela, pero sí la primera terminada, “terminada” con todas las letras y el significado de esa palabra, es la primera que supera ese qué-sé-yo que te dice cuando algo está bien. Desde que empecé a escribir “en serio” fui muy exigente con aquello que producía. No es lo mismo un texto a vuelapluma, escrito en un rato, que una novela. Tampoco es lo mismo el entretenimiento que el arte, y al arte, perdonen la inmodestia, aspiro. Pero todo se hace más complicado cuando ese arte debe ser fácilmente comprensible y también debe ser entretenido. Para ponerse intelectualmente intensos está la no-ficción.

El libro está terminado, el libro está suspendido. Sí, suspendido. Cito a Pierre Michon. Siento fascinación por su literatura, por su visión del mundo, en particular por su visión de la creación, humilde como ninguno y al mismo tiempo lanzándose hacia lo absoluto, hacia la Gracia. En ‘Cuerpos del rey’, Michon habla de Flaubert, de la delicadeza de ese sentimiento que lo embarga tras escribir ‘Madame Bobary’, pero al mundo no le importa porque su obra es pequeña, es una joya diminuta que no cambia nada. Pero sí lo cambia todo mientras Flaubert respira aire fresco en su jardín.

Empecé a escribir esta novela con una idea, tras una iluminación lenta, una pequeña comprensión sobre el funcionamiento del mundo y sobre las relaciones entre las personas. Fue la sutil violencia que lo inunda todo como un perfume dulzón, la violencia que quise digerir para evitar su veneno. No, no es una novela autobiográfica, pero ya se sabe, todos escribimos de nosotros mismos porque es lo único de lo que podemos escribir.

Y ya está. Este momento es importante para mí, pero no hay más misterio, al mundo no le importa la prosa. Ahora toca llamar a las puertas cual vendedor ambulante, quizá haya quien quiera publicarla, quizá no. Por muchas historias que circulen, el mundo de la literatura, de los escritores noveles sin apellidos importantes ni contactos, no es glamuroso ni mucho menos rápido.

No importa. ¿Por qué habría de importar? La ambición más sustancial está cumplida. El resto es trabajo de cantera, quizá más cansado, pero también más liviano. Estoy satisfecho. El libro está terminado.

«Ce que chantent les oiseaux c’est que pour l’instant le livre est fini, le livre est suspendu. Le recours en grâce est accepté, non, on ne peut tout de même pas ôter le masque, il tient trop bien, mais on peut oublier qu’il existe et sentir le vent de l’aube entrer par les joints. On n’est pas de bois, on jouit des arbres. Le monde au-delà de la Seine est fait de chaumes d’or, de javelles éclatantes, de hêtraies lointaines où le cœur bat . Dans les laiteries des fermes des petites filles trempent leur doigt dans du lait, l’écrèment ; sous le regard d’un homme une fille rit d’être comblée tout à l’heure, des monstres humains oublient qu’ils sont des monstres. Le monde se passe de prose. » – Pierre Michon

«Lo que cantan los pájaros es que por ahora el libro está terminado, el libro está suspendido. El recurso de perdón es aceptado, no, no podemos quitarnos la máscara, nos queda demasiado bien, pero podemos olvidar que existe y sentir el viento del alba entrar por las juntas. No somos de madera, disfrutamos de los árboles. El mundo más allá del Sena está hecho de espigas de oro, de gavillas resplandecientes, de hayedos lejanos donde bate el corazón. En las lecherías de las granjas, las niñitas sumergen su dedo en la leche, la desnatan; bajo la mirada de un hombre una niña ríe por ser satisfecha dentro de un momento, los monstruos humanos olvidan que ellos son los monstruos. Al mundo no le importa la prosa.» – Pierre Michon. Trad. del autor (perdonen las eventuales imperfecciones)

Luz de mercurio, el libro

Así es, lector, ante usted tiene lo imposible, un libro (si bien digital) que reúne algunos de los textos escritos durante estos cinco años de publicaciones.

Cuando comencé a escribir mi idea era bien simple. Se reducía a ejercitarme, a exponerme a las críticas de los desconocidos, a compartir con amigos. Al fin y al cabo, una de las razones de escribir (quizá la más común y poderosa) es dejar leer. Como todo aspirante a escritor, uno tenía y tiene ambiciones sobre publicar. Pero este pequeño proyecto, este volumen, no tiene la función de tirita sobre el orgullo herido del no-editado, tampoco surge como remedio. Es simplemente el punto natural al que debía llegar el blog.

Tras cinco años las entradas de Luz de Mercurio superan las dos centenas. Es decir, más de doscientos textos de diverso estilo y calidad formando un batiburrillo digital. Al lector novato, o al antiguo con intención de releer algo ya pasado, se le hará pesado buscar en el archivo del blog un texto cualquiera, cuyo título posiblemente ni recuerde. El libro es una solución. Usted, lector, puede ojearlo o acudir al índice, el formato facilita el acceso a la lectura. Quizá incluso algún valiente prefiera descargarlo e imprimirlo para matar los minutos antes de dormir… Hagan ustedes el uso que quieran de él. Ese es el objetivo de publicarlo: poner el fruto de cinco años de esfuerzo ante quien quiera leerlo.

No pretendo extenderme demasiado en estos comentarios, prefiero dejar que la publicación se lleve el tiempo de lectura. No obstante, me gustaría mencionar que los textos aquí reunidos no son exactamente iguales a los publicados en su día, han sido revisados para homogeneizar el conjunto. Al fin y al cabo, en cinco años el estilo ha evolucionado. Para mí ha sido divertido comprobar cómo ciertas características no han cambiado. Ha sido un trabajo muy interesante esta ojeada hacia atrás, hacia el camino recorrido.

Nada más. Queda inaugurada Luz de mercurio, el libro, una página donde encontrarán una breve descripción del proyecto, además de los enlaces para su visualización y descarga.

Espero que disfruten de la lectura.

Autorretrato, Cartier Bresson

¿Quién eres? Pero la pregunta se vuelve demasiado íntima y pronto se transforma en quién soy. ¿Quién soy, entonces? Una sombra. Esa es la respuesta que se afirma rápidamente. Ese efecto inmediato es producto del contraste. Luz y oscuridad, sombra y luz. ¿Es un juego de contrarios entonces? No, no lo es y ya basta de preguntas, de conversaciones entre mudos que no dejan de mirarse.

Soy una disolución de mí mismo que ante la magnitud natural de los álamos se siente pequeño, moribundo. Sí, es cierto que yo moriré antes que ellos pero también sé que somos igual de frágiles; esas columnas majestuosas caerán. Sus raíces son débiles, poco profundas y su vida está destinada a crecer en busca de la gloria, de estirar sus nudosos dedos hacia el cielo para que los pájaros se posen, burlones, y los niños suspiren y piensen en llegar a ser tan altos como ellos. Yo ya no suspiro, ese tiempo pasó hace muchos años. Resta el recuerdo oscurecido y una pregunta acerca de la gracia revoloteando en mi cabeza, polilla de un mal mes o un mal año o una mala época.

Hace frío, es invierno, Enero posiblemente. El día ya declina y pronto mi imagen, esa que capto con la lente de la cámara, se deshará igual que la imagen de los árboles. Somos sólo siluetas negras y nada más. Es extraño que quede este recuerdo perenne del instante, y quizá permanecerá aún cuando mis huesos nutran otras raíces en otro lugar. ¿Volveré a pisar este camino, esta carretera? No, jamás tocaré estos árboles y una foto similar será imposible. Por eso esto me representa, por eso es mi autorretrato, porque no es nada y eso es lo que soy: la sombra tímida de algo pequeño en un mundo de sombras donde todos estamos condenados a desaparecer cuando llegue la noche o a caer antes, víctimas de nuestras propias raíces.