Pensamiento nocturno

Son las cinco de la madrugada y no puedo dormir. He descubierto que la noche es más fría cuando está a punto de amanecer; lo acabo de comprobar, me he sentado en el balcón arropado por una manta, observando como se tejía poco a poco la niebla, y he sentido un frío, que en mis […]

Leer más Pensamiento nocturno

¡Indolentes, amadme!

¿De verdad ha sido cierta esta evolución fatídica y oscura? ¿No ha sido un sueño (pesadilla)? ¿No? Por favor, deberíamos de ser otra cosa muy distinta ahora, deberíamos haber conseguido llegar a un momento distinto, a un futuro en el que hubiéramos perfeccionado el bello arte de existir. ¿Cómo hemos llegado a este momento en […]

Leer más ¡Indolentes, amadme!

Célula 101

-Hay algo dentro de mí que no funciona, que está mal. Algo oscuro, tenebroso… No sé cómo empezó, pero no me deja vivir. Apenas soy capaz de hacer nada porque me atenaza el miedo a algo, sin embargo no es nada concreto. No tiene sentido porque el miedo en general no existe, sólo existe el […]

Leer más Célula 101

El muñeco anacrónico

Frágil, débil como un muñeco, como un títere suspendido con invisibles hilos que le mueven. Tan frágil es… tan frágil que no es capaz de accionarse por sí mismo, de doblar la articulación de madera. Si lo dejásemos tirado en un esquina permanecería allí, sin levantarse, observando lastimosamente el mundo girar. ¿Patético? Quizá sea así […]

Leer más El muñeco anacrónico

Opresión

Me ahogo. Encendido en un mar gigante, soy el único pez discorde aquí, preso de mi mismo, balanceandome envuelto en el agua cual placenta primigenia. Abro los ojos y veo la inmensidad líquida, la luna, desdibujandose allá arriba. Todo recomienza: la cena, las risas y los trajes que no a todo el mundo sienta de […]

Leer más Opresión

Carta desesperada

Querida Tzasina: Te escribo porque es lo único que puedo hacer. Debo decirte esto ya que a veces me pregunto por qué te reconocí a primera vista. Quizá todo esto sea un engaño y nos espere un camino muy distinto, pero imaginatelo, estoy aquí, sólo, al borde de la locura, febril, aspirando las bocanadas que […]

Leer más Carta desesperada