El muñeco anacrónico

Frágil, débil como un muñeco, como un títere suspendido con invisibles hilos que le mueven. Tan frágil es… tan frágil que no es capaz de accionarse por sí mismo, de doblar la articulación de madera. Si lo dejásemos tirado en un esquina permanecería allí, sin levantarse, observando lastimosamente el mundo girar. ¿Patético? Quizá sea así […]

Leer más El muñeco anacrónico